Salud Mental, pasando de lo necesario a lo urgente.

22.12.2021

¿ Cómo está la salud mental en el ámbito laboral?

En plena pandemia, la salud mental de las personas ha quedado expuesta a diferentes situaciones que han puesto a prueba su equilibrio psicológico. En el ámbito laboral, ha hecho sonar las alarmas, abriendo conversaciones y dejando bien en claro que lo que antes era necesario hoy es urgente.

En una encuesta realizada en España, el 56% de las personas cree que su empresa no ha tenido en cuenta su salud mental en el último año, y solo el 14% de los responsables del departamento de RRHH tiene como prioridad tomar medidas relacionadas a la salud mental durante el próximo año.

Después de que la conciliación entre la vida laboral y la personal ha cobrado aún mayor importancia, especialmente entre los más jóvenes; y los colaboradores esperan en sus empresas, que se promuevan más iniciativas que garanticen su bienestar físico y mental.


Estrategia empresarial - Integridad mental

El bienestar de los colaboradores es de vital importancia para garantizar el éxito de cualquier negocio. El promover hábitos de autocuidado puede impulsar el rendimiento de los empleados y, por lo tanto, aumentar el potencial productivo de cualquier compañía.

Es necesario que las empresas desarrollen un enfoque preventivo de cara a la salud mental en el ámbito laboral. Es fundamental que promuevan el bienestar general a través de, por ejemplo, facilitar tiempo libre para resolver temas personales, o cosas tan básicas como entregar información sobre cómo trabajar mejor desde sus casas (postura, infraestructura, entre otros).


El rol de Recursos Humanos

Los responsables del departamento de Recursos Humanos tienen un papel fundamental a la hora de impulsar iniciativas a través de toda la empresa, ya que son los encargados de realizar una evaluación inicial e identificar áreas de interés para el bienestar corporativo. En un lugar de trabajo adecuado a estas circunstancias, los colaboradores y los directivos aportan activamente para mejorar el entorno laboral. Por lo tanto, los equipos del área de RRHH deben involucrar a todas las partes interesadas para comprender las necesidades de todos los que son parte de la organización, antes de ejecutar posibles soluciones.

Hace no mucho tiempo, los límites entre la vida privada y lo laboral se volvieron difusos, limitándose además, el contacto social; mientras los padres trabajan a la vez que cuidan de sus hijos, instaurándose el teletrabajo. Esta situación ha sufrido cambios en el transcurso del último año y a medida que avanzaba la situación pandémica; provocando una inestabilidad en el formato de trabajo, dejando a su paso altos niveles de estrés, afectando la salud mental de los colaboradores, y ni mencionar el solo hecho de que muchas empresas dejaron de existir y tuvieron que prescindir de sus trabajadores.


Oportunidades

Frente a desafíos importantes en el último año, han habido oportunidades, como el trabajo hibrido ofreciendo flexibilidad a todos los colaboradores actuales y futuros, donde se garantice un correcto equilibrio entre la vida laboral y la personal.

Como la salud física y mental desempeña un papel importante en la construcción del éxito de las compañías, es fundamental ofrecer apoyo y orientación profesional a todos los colaboradores.

Las oportunidades se basan en descubrir en cada ámbito laboral qué podemos gestionar para hacer de nuestro lugar de trabajo un mejor espacio y ambiente, para ello es posible pensar en trabajo a tiempo parcial y completo, acceso a atención telefónica y a programas de asesoramiento profesional a través de diferentes proveedores sin coste alguno para los colaboradores, y estos son solo algunos ejemplos.


Herramientas necesarias para el futuro

Hay que tener en cuenta que la pandemia no ha terminado. Es responsabilidad de cada empresa construir una estructura sólida para acompañar a sus colaboradores, es clave educar a los líderes sobre cómo detectar problemas de salud mental en sus equipos, especialmente cuando se trabaja a distancia, donde es más difícil «leer las señales». Por ello, las empresas y el departamento de Recursos Humanos necesitan un enfoque preventivo de la salud mental en el lugar de trabajo para salir fortalecidos de la crisis. Una empresa que no se ocupa del bienestar corporativo simplemente perderá esta batalla.


Es responsabilidad de cada empresa construir una estructura sólida para acompañar a sus colaboradores, es clave educar a los líderes sobre cómo detectar problemas de salud mental en sus equipos, especialmente cuando se trabaja a distancia, donde es más difícil «leer las señales»