Inteligencia Emocional ¿ cómo desarrollarla ?

18.10.2021

La inteligencia emocional es una de las competencias más solicitadas en el mundo actual, ya que no sólo se requieren personas con basto conocimiento sobre un tema, sino que al ejercerlo muestre la actitud, motivación y capacidad emocional para sobrellevar los retos o adversidades, teniendo la capacidad de construir relaciones en lugar de destruirlas.



¿ Como desarrollar la inteligencia emocional ?

Como todos sabemos, para triunfar en la vida se requieren de habilidades sociales; de la capacidad de establecer lazos sociales y relacionarnos con otras personas; hace falta empatía, saber sentir las situaciones cómo otros lo hacen; hace falta reconocer los propios sentimientos y los de los demás y saber gestionarlos. 

En definitiva, hace falta tener inteligencia emocional. Por suerte, al igual que la inteligencia que miden los test de CI, la inteligencia emocional se puede potenciar. 

En los siguientes consejos les mostraremos cómo desarrollar la inteligencia emocional.

1. Dedica más tiempo a conocerte.

"Conócete a ti mismo" rezaba en el frontispicio del templo de Apolo en Delfos. Esta es la máxima a la que debes aspirar. Cuanto más te conozcas a ti mismo (tus miedos, tus deseos, tus flaquezas y tus virtudes) mejor podrás conocer a los demás. 

2. Trata a los demás como quisieras ser tratado. 

Aplica siempre la regla de oro.   ¡Ojo!, es más fácil decirlo que hacerlo. Acostumbrados como estamos a vivir egoístamente, tendemos a olvidar los sentimientos de los demás fácilmente. Recuerda que la vida es como un bumerán, que puede volver y golpearte por detrás. Todo las acciones que le hagas a los demás, tarde o temprano volverán, las buenas y las malas.

3. Mira más allá de las apariencias externas. 

Preocúpate por conocer a los demás, a los que tienes cerca, en primer lugar. Trata de entender por qué y cómo han llegado a donde están. Trata de ocupar su lugar mediante la imaginación y sentir cómo se sienten. Trata de fomentar la empatía. 

4. Acostúmbrate a no juzgar las acciones de los demás severamente. 

Todo el mundo tiene sus razones cuando hace algo que a ti no te gusta o sabes que es incorrecto. Trata de entender por qué actúan como lo hacen. Examina sus circunstancias, con todas las posibilidades y opciones que ellos tienen (no las tuyas): Pregúntate siempre "¿podría haberlo hecho yo de otra manera?" 

Ten cuidado cuando juzgas porque serás juzgado con la misma dureza.

5. Viaja. 

No hay mejor manera de comprender a los demás que viajando, no en forma de turista, sino de viajero "antropólogo", mezclándote con la gente del lugar. 

Los demás tienen costumbres diferentes y puede que no nos gusten, pero piensa que eso se debe a que simplemente no nos hemos criado en ese lugar. Hasta que no seas capaz de ponerte en el lugar de los demás tu inteligencia emocional se quedará estancada.


6. Medita

El meditar hace posible que puedas estar más centrado y más calmado. Aumenta tu capacidad de discernir lo que verdaderamente importa.

7. No creas todo lo que piensas

Cuestiona tus pensamientos. Busca evidencia de que estas equivocado, te permitirá identificar si estas equivocado y asumir responsabilidad inteligente. 

8. Escribe tus emociones

Te ayudará a ganar perspectiva. Entenderás tus emociones con mayor claridad, así como las implicaciones que conllevan, para actuar de manera más asertiva.

9. Reparte la Carga

No recibas todas las quejas, elige tus batallas. Reparte responsabilidades, incluso el exceso de empatía puede ser perjudicial.

La inteligencia emocional se puede potenciar